Tiamina o Vitamina B1 como alimento de nuestro sistema nervioso y de nuestro cerebro

La tiamina es la primera vitamina del grupo B que se identificó, por eso recibe el nombre de vitamina B1. La vitamina B1 es necesaria para la producción de energía, la salud de los nervios y para el mantenimiento de la función mental, incluyendo la concentración mental y la memoria. Además, la tiamina tiene gran capacidad antioxidante y también, puede tener efectos diuréticos.

La vitamina B1 se destruye durante la elaboración de los alimentos. Además, los niveles de vitamina B1 en el cuerpo se agotan con la alta ingesta de carbohidratos, especialmente de azúcar; así como por el consumo de alcohol, nicotina y taninos (presentes en el té y el café).

Una de las funciones más importantes para la salud es su implicación sobre el sistema nervioso. Se necesita la vitamina B1 para producir acetilcolina, mensajero químico vital para la memoria, así como para mantener el tono muscular.

La deficiencia de tiamina también se relaciona con fatiga, debilidad, nerviosismo, irritabilidad, depresión, disfunción cognitiva, espasmos musculares, trastornos gastrointestinales, neurastenia, fiebre, infecciones, heridas, dolores de cabeza…

La vitamina B1 se encuentra en los cereales integrales, avena, nueces, levadura de cerveza, carne, aves y pescados…

Deja un comentario