Carpe Diem o como Robin Willians despertó a sus alumnos recitando a Horacio

La expresión «carpe diem» ha vuelto a mi rutina gracias una vez más a mi queridísimo AJ Larruy, pero se hace famosa en la película “Dead Poets Society”, a raíz de un poema atribuido a Walt Whitman y, como sabes, me gusta beber de la fuente, así que hoy comparto el poema de Witman, una invitación a vivir la vida aquí y ahora!
La película no tiene desperdicio, gracias al profesor Keating, interpretado por Robin Williams, levantando los brazos para transmitir a sus dormidos alumnos el no conformismo, el salir de lo ordinarios, la invitación a ser únicos y extraordinarios, espesamiento crítico y la búsqueda de la vivencia en primera persona, la pasión por la vida y ese carpe diem, que nos lleva a vivir cada momento como lo que realmente es: único.
Llega un día que una se da cuenta que la vida es una ecuación cuya incógnita está formada por un numero desconocido de «aquís y ahoras«. Walt Whitman (1819-1892), un gigante del verso libre, que fue elogiado por Emerson y otros grandes contemporáneos, es el ejemplo de la pasión y la fuerza de una pluma incontenible. Este poema, una invitación a reflexionar a través de uno de este poema, dedicado a vivir los momentos de la vida. Hoy día, percibimos la vida de forma más efímera y fugaz que nunca antes, tiempos en los que precisamente los que más anhelamos es el tiempo y sin embargo, tiramos un alarmante porcentaje de nuestras horas a la basura -al contenedor de «no reutilizable»-, ociosa peligrosa actitud.
Carpe Diem
Aprovecha el día.
No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz,
sin haber alimentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber.
No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario…
No dejes de creer que las palabras y la poesía, sí pueden cambiar al mundo;
porque, pase lo que pase, nuestra esencia está intacta.
Somos seres humanos llenos de pasión, la vida es desierto y es oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa.
Y tú puedes aportar una estrofa…
No dejes nunca de soñar, porque sólo en sueños puede ser libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores: el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes, huye…
«Yo emito mi alarido por los tejados de este mundo», dice el poeta;
valora la belleza de las cosas simples,
se puede hacer poesía sobre las pequeñas cosas.
No traiciones tus creencias, todos merecemos ser aceptados.
No podemos remar en contra de nosotros mismos,
eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridades.
Piensa que en ti está el futuro y asume la tarea con orgullo y sin miedo.
Siempre agradeceré a mis queridos Tomás y Sebastián, dos profesores contagiosamente apasionados.
«Aprende de quienes pueden enseñarte. Las experiencias de quienes se alimentaron de nuestros «Poetas Muertos», te ayudarán a caminar por la vida»
Sandra Gali. Coach. Hipnóloga, escritora, Humanista.
sandragali.com

EL PERIÓDICO DE LA PSICOLOGÍA – www.elperiodicodelapsicología – info@elperiodicodelapsicologia.info
Teléfono: (+34) 675763503

Deja un comentario