Magnesio: las claves de la relajación

Dificultad para concentrarse, estado de nerviosismo…
Las situaciones estresantes pueden tener consecuencias a largo plazo para el organismo. Es difícil escapar a esas situaciones con la presión del trabajo, los hijos o, simplemente, el ritmo del día a día. Se crea un círculo vicioso que solo se puede romper con un aporte diario adecuado de magnesio…

El magnesio es un mineral esencial:
Un 60 % del magnesio se encuentra en los huesos, de ahí que contribuya a mantener los huesos en condiciones normales. Un cuarto se encuentra en los músculos y por eso contribuye al funcionamiento normal de los músculos. Entre sus numerosas funciones, cabe destacar su contribución a una síntesis proteica normal y al funcionamiento normal del sistema nervioso.

¿Cuánto magnesio necesitamos?
Adultos:
– Hombres: 350 mg/día
– Mujeres: 300 mg/día (también para las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia).
En general, hay mucha gente que tiene déficit de magnesio. Una de las causas son las dietas restrictivas que excluyen, por ejemplo, el chocolate, los hidratos y los frutos secos.

¿Cómo se manifiesta un déficit de magnesio?
Cansancio, fatiga, sensación de estrés, calambres habituales, un párpado tembloroso…

¿Cómo se puede garantizar un aporte adecuado?
Lo primero que tenemos que recordar es que el organismo no puede almacenar magnesio. Por eso hay que consumir alimentos ricos en magnesio todos los días, como nueces, semillas, pescado y crustáceos, plátanos, café, cacao, etc. Pero como a veces cuesta llevar una alimentación perfectamente equilibrada todos los días y tomar magnesio aproximadamente un mes en forma de complementos alimenticios puede resultar muy útil, sobre todo en periodo de exámenes o en invierno, una época más propicia para el desánimo y el cansancio.

EL PERIÓDICO DE LA PSICOLOGÍA – www.elperiodicodelapsicologia.info – info@elperiodicodelapsicologia.info
Teléfono: +34 675763503

Deja un comentario